Comunicado de prensa

Comunicado de prensa

Foto en monocromo de dos funcionarios de la UBPD de espaldas

marzo 16, 2022

Unidad de Búsqueda, JEP, la Fiscalía y la Unidad de Víctimas contribuyen con la verdad sobre la suerte de las personas desaparecidas en los Montes de María durante el conflicto armado

  • Familia de reconocido torero de las corralejas de San Onofre recibió su cuerpo en un acto solemne en la Plaza de Toros del municipio, donde hace 19 años su público lo aplaudía.
  • En el 2019 la Jurisdicción Especial para la Paz decretó medidas cautelares para proteger zonas de interés forense en los cementerios de San Onofre, Rincón del Mar y las fincas La Alemania y El Palmar, en el departamento de Sucre, donde podrían hallarse víctimas de desaparición forzada.
  • Esta es la novena entrega digna de cuerpos de personas dadas por desaparecidas en la región que realizan la UBPD, la JEP, la FGN y la UARIV.
  • El Plan Regional de Búsqueda Montes de María y Morrosquillo busca a 1.734 personas desaparecidas en 17 municipios de Bolívar y Sucre. 

San Onofre, Sucre. 16 de marzo de 2022 – Andrés Julio Erazo o ‘el Calvo’, como lo llamaba el público que lo aclamaba en las corralejas de las fiestas de San Onofre y todos los corregimientos de este municipio ubicado al occidente del departamento de Sucre, volvió por última vez al ruedo de la Plaza de Toros de su pueblo, la misma donde cientos de veces festejó su éxito lidiando los toros.

La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas –UBPD-, la Jurisdicción Especial para la Paz –JEP-, en articulación con la Fiscalía General de la Nación –FGN- y la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas -UARIV-, entregaron dignamente el cuerpo de Andrés a su familia y amigos en el mismo lugar donde hace 19 años le vieron por última vez.

El 19 de marzo del 2003, cuando Andrés se encontraba participando en las corrajelas del corregimiento de Berrugas, fue sacado a la fuerza por un grupo armado al margen de la ley que lo llevó a la Hacienda El Palmar, sin que se volviera a tener noticias suyas. 

En el 2005, en el desarrollo de la Ley 975 -Justicia y Paz-, uno de los postulados entregó información que permitió la recuperación de 82 cuerpos que corresponderían a víctimas de desaparición forzada. 

En el 2019 la Jurisdicción Especial para la Paz, por solicitud del MOVICE*, decretó medidas cautelares que ordenaron proteger zonas de interés forense donde podrían hallarse los cuerpos de víctimas de desaparición forzada e impulsar la identificación de los cuerpos recuperados en la Hacienda El Palmar, que permanecían en los laboratorios del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses y la Fiscalía General de la Nación.

Foto_1_San_Onofre
Foto: Comunicaciones UBPD

La Unidad de Búsqueda, a través de su Grupo Interno de Trabajo Territorial Sincelejo, adelantó jornadas integrales en San Onofre que permitieron la toma de muestras a familiares de víctimas de desaparición y la reconstrucción de información valiosa para el impulso de la identificación de los cuerpos recuperados. 

Con estos hallazgos la UBPD registró a Andrés Julio Erazo en el Sistema de Información Red de Desaparecidos y Cadáveres -SIRDEC -. Las muestras biológicas tomadas a sus familiares y que fueron incluidas en el Banco de Perfiles Genéticos facilitaron los cotejos que confirmaron su identidad.

Esta es la novena entrega digna que hacen la JEP, la UBPD, la FGN y la UARIV de víctimas de desaparición forzada en el departamento de Sucre.

La directora de la Unidad de Búsqueda, Luz Marina Monzón Cifuentes, destacó que a partir del Plan Regional de Búsqueda Montes de María y Morrosquillo la UBPD, como parte del Sistema Integral para la Paz, contribuye a garantizar los derechos de las víctimas a la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición.

“La Unidad de Búsqueda debe garantizar la verdad sobre la suerte de las personas desaparecidas y, cuando sea posible, su paradero. Seguramente, en muchos casos no podremos determinar el paradero pese a todo el propósito, la tecnología y la metodología. Pero lo que sí tienen que saber la sociedad y las víctimas es cuál fue la suerte de las personas desaparecidas, y esa es la bondad de este Plan Regional de Búsqueda, que permite hacer una lectura de lo que pasó con esas personas en su conjunto”.

La Unidad de Búsqueda junto con familiares y organizaciones de la sociedad civil avanza en el Plan Regional de Búsqueda Montes de María y Morrosquillo, que busca a 1.734 personas desaparecidas en 17 municipios de Bolívar y Sucre por hechos relacionados con el conflicto entre 1948 y 2016. Del universo inicial de personas desaparecidas en esta zona es de 1.486 hombres y mujeres. Sobre otras 25 no se tiene información. De ellas, 1.690 corresponderían a víctimas de desaparición forzada.

El Plan Regional tiene cobertura en los municipios de El Carmen de Bolívar, Córdoba, El Guamo, María La Baja, San Jacinto, San Juan Nepomuceno y  Zambrano, en el departamento de Bolívar; y Chalán, Colosó, Coveñas, Los Palmitos, Morroa, Ovejas, Santiago de Tolú, San Antonio de Palmito, San Onofre, y Toluviejo, en del departamento de Sucre.

Según este Plan Regional de Búsqueda, el pico de los casos de desaparición en la región de los Montes de María y Morrosquillo comprende los años de 1999 a 2005 con 1.078 reportes, siendo los años de 2000 y 2002 los de mayores registros: 299 y 230, respectivamente.

MOVICE*:  Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado

***

📌 La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) hace parte del Sistema Integral para la Paz, junto a la Comisión de la Verdad y la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). 

***

📌 La UBPD es la entidad estatal que tiene el mandato de dirigir y coordinar la búsqueda humanitaria y extrajudicial de las personas desaparecidas en el contexto del conflicto armado.

***

Solicitudes de búsqueda:

¿Buscas a una persona dada por desaparecida por el conflicto armado?

Entrega de información:

¿Tienes información acerca de una persona dada por desaparecida por el conflicto armado?

Acerca de la UBPD:

Conoce cómo hacemos la búsqueda humanitaria en Colombia