Bogotá | Cundinamarca

abril 18, 2024

Ocho de los jóvenes del Caso Colectivo 82 recibieron el grado simbólico por la Universidad Nacional

La Unidad de Búsqueda acompañó la ceremonia donde las familias de estos estudiantes desaparecidos hace 42 años fueron reconocidos con los diplomas académicos.
Imagen: Comunicaciones UBPD

En la puerta principal de la sede Bogotá de la Universidad Nacional de Colombia, un grupo de personas con claveles blancos en sus manos y las fotografías en blanco y negro de 13 hombres jóvenes se preparaba para marchar. Desde que inició la movilización, en cada paso, los nombres de quienes aparecen en los retratos fueron nombrados en voz alta.

“Orlando García Villamizar… ¡Presente, presente, presente! Alfredo Rafael Sanjuán… ¡Presente, presente, presente! Gustavo Campos Guevara… ¡Presente, presente, presente!”.

La multitud que formaron mujeres, hombres, niños, estudiantes y docentes se dirigió hacia la concurrida Plazoleta del Che, en el centro de la universidad. Eran más de las dos de la tarde y los universitarios que a esa hora aprovechaban para comer, descansar o ‘parchar’ en la plaza vieron cómo los marchantes entraron al teatro León de Greiff, que queda al frente. Algunos se sumaron, otros solo se unieron al grito de “¡Presente, presente, presente!”.

Foto: Comunicaciones UBPD.

Al ingresar al teatro, las fotografías de los 13 jóvenes fueron puestas en la tarima. Y frente a cada retrato, los claveles blancos. Esa tarde del 17 de abril, ocho de esos hombres, de esos hermanos, de esos hijos, recibieron sus grados profesionales de manera simbólica. Eran estudiantes de la Nacional cuando los desaparecieron hace 42 años.

Una canción del argentino Víctor Heredia, que las familias de las personas que buscan a sus seres queridos desaparecidos adoptaron como himno, sonó en coro por todo el teatro. “Todavía cantamos, todavía pedimos. Todavía soñamos, todavía esperamos. Que nos digan adónde han escondido las flores que aromaron las calles, persiguiendo un destino. ¿Dónde, dónde se han ido?”.

Orlando García Villamizar estudiaba la carrera de Derecho, Edgar Helmut García Villamizar, su hermano, la carrera de Sociología; Alfredo Rafael Sanjuán, la carrera de Arquitectura; Humberto Sanjuán, hermano de Alfredo, la carrera de Antropología; Rafael Guillermo Prado Useche, la carrera de Derecho; Edilberto Joya Gómez, la carrera de Ingeniería Mecánica; Pedro Pablo Silva Bejarano, la carrera de Enfermería; y Pedro Gustavo Campos Guevara, la carrera de Ingeniería de Sistemas.

Foto: Comunicaciones UBPD.

Ellos, junto con el sastre Rodolfo Espitia, el mecánico Hernando Ospina Rincón y los campesinos Antonio Medina Londoño, Manuel Darío Acosta Rojas y Bernardo Helí Acosta Rojas, fueron desaparecidos entre el 4 de marzo y el 15 de septiembre de 1982 en Bogotá y Cundinamarca por agentes del Estado.

Las familias de los ocho jóvenes estudiantes de la Nacional, que los han buscado incansablemente por cuatro décadas, recibieron los diplomas que sus seres queridos, a raíz de la desaparición, no pudieron disfrutar. Subieron a la tarima y recogieron el título que acredita a sus seres queridos como abogados, antropólogos, sociólogos, arquitectos, ingenieros y enfermeros. Los aplausos ahogaron el teatro.

Foto: Comunicaciones UBPD.

Teresa Sanjuán es hermana de Alfredo Rafael y Humberto. Al momento de la desaparición de ambos, ella no superaba los 30 años de edad. Hoy, ya entrada en sus 70, continúa firme en la búsqueda de respuestas sobre lo que les ocurrió a sus seres queridos. “Hoy cerramos una serie de conmemoraciones por los estudiantes desaparecidos en 1982”, dijo frente a quienes asistieron al teatro, vistiendo un pañuelo blanco en su cuello con el logo del Caso Colectivo 82, la organización que las familias de los 13 jóvenes desaparecidos crearon para buscarlos. “Los grados no solo tienen un peso emocional, sino que también honran la memoria de aquellos estudiantes que, aunque ausentes, permanecen vivos en nuestros corazones y en nuestra lucha”.

Luego, el turno de hablar en el teatro fue para Rosalba Campos Guevara. Llevaba en su pecho un tejido de chaquiras con el rostro de Gustavo, su hermano desaparecido. “Después de tantos años de lucha y de búsqueda de reconocimiento, recibimos los grados simbólicos de estos jóvenes estudiantes. Es un momento soñado, pero también de nostalgia porque recordamos a nuestros padres quienes ya partieron del plano terrenal y que se fueron con el dolor de no saber qué pasó con sus hijos”. 

Las demás familias también expresaron la felicidad que sintieron al recibir los diplomas y contaron, brevemente, cómo ha sido buscar por tanto tiempo. Nancy es hermana de Orlando y Edgar Helmut García Villamizar, acompañó a sus padres en la búsqueda desde el primer día de las desapariciones. “Me parece placentero ver los grados. Creí que me iba a morir sin ver los diplomas de mis hermanos. Espero que haya verdad y justicia para todos los desaparecidos de este país”.

La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD), que desde su creación viene acompañado la búsqueda de las familias del Caso Colectivo 82, envió un mensaje a través de la directora de la entidad, Luz Janeth Forero Martínez, celebrando los grados simbólicos y reconociendo la labor de la organización para encontrar a sus desaparecidos. “En los años que llevamos trabajando por restablecer los derechos de las personas dadas por desaparecidas y de quienes les buscan ha primado un común denominador: familias que nos inspiran diariamente y que nos brindan múltiples aprendizajes. ¡El orgullo de ustedes también es nuestro orgullo!”.

El equipo Bogotá de la UBPD, en medio de la investigación humanitaria y extrajudicial para el Caso Colectivo 82, le ha tomado muestras de sangre a los familiares para adelantar análisis de ADN que ayuden a encontrar a sus seres queridos desaparecidos. “Es importante mencionar que tenemos una mesa técnica con organizaciones, en las que se encuentra el Colectivo, y allí hemos construido algunas hipótesis para la búsqueda e identificado lugares de posible inhumación de cuerpos”, explicó Lina Pinzón, investigadora integral de la entidad.

Por cada intervención en la tarima, una canción. Sonó La masa, La cigarra. Sonó de nuevo la canción de Víctor Heredia. “Todavía cantamos, todavía pedimos. Todavía soñamos, todavía esperamos”. Por cada mención del nombre de los ocho jóvenes desaparecidos, una arenga, un grito. Por cada familiar que se ponía detrás del atril para hablar, un largo aplauso por las cuatro décadas de búsqueda incansable. 

Foto: Comunicaciones UBPD.

Ya faltaba poco para las seis de la tarde. El León de Greiff, de a poco, se fue desocupando. Mientras tanto, Teresa, Rosalba y Nancy se tomaban fotos con los diplomas. Se sentían orgullosas. Tantos años pasaron para este momento, tantas marchas con claveles en las manos, tanta lucha para ese reconocimiento. Al final, las 13 fotografías en blanco y negro quedaron rodeadas de flores, en homenaje a los jóvenes del Caso Colectivo 82.

Otros Temas :
Diálogos Pedagogía

Te puede interesar

Tolima

La educación abraza la búsqueda y la empatía

Del 26 al 31 de mayo de 2024 se han programado diversas actividades para honrar la memoria de las víctimas de desaparición, expresar solidaridad a sus familiares y reflexionar sobre la no repetición de este flagelo.

Nivel Central UBPD

La UBPD y el Ministerio del Interior suscribieron convenio que agilizará la búsqueda en los cementerios del país

Este convenio fortalecerá el intercambio de información y la asistencia técnica necesaria para la búsqueda de las personas dadas por desaparecidas a nivel territorial.

Solicitudes de búsqueda:

¿Buscas a una persona dada por desaparecida por el conflicto armado?

Acerca de la UBPD:

Conoce cómo hacemos la búsqueda humanitaria en Colombia

Sedes:

Conoce cada una de las oficinas y los equipos territoriales que tiene la UBPD en todo el país.