Comunicado de prensa

Comunicado de prensa

Foto en monocromo de dos funcionarios de la UBPD de espaldas

febrero 17, 2022

La Unidad de Búsqueda recupera de una fosa clandestina un cuerpo que podría corresponder a menor desaparecido hace 23 años en zona rural del municipio de Urrao

  • “La oscuridad se despejó y yo hoy me siento contento”, indicó el tío de la víctima, un adulto mayor quien es su único pariente. 
  • Según la investigación extrajudicial realizada por la UBPD, el joven habría sido asesinado  en 1998 por un grupo paramilitar y sepultado por la comunidad en un terreno privado luego de recuperar el cuerpo de las aguas de un río vecino.
  • En la acción humanitaria de la UBPD participaron el tío de la víctima y el Instituto Popular de Capacitación -IPC-, que hace parte de las organizaciones que integran la estrategia ‘Red de Apoyo’, cuya información contribuye a la construcción de los planes de búsqueda en Antioquia. 
  • El cuerpo fue entregado al Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses para su identificación.

Urrao, Antioquia. 17 de febrero de 2022 – La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas -UBPD- recuperó de una fosa clandestina un cuerpo no identificado que podría corresponder a un joven desaparecido hace 23 años en el suroeste de Antioquia. En la acción participaron el único familiar vivo, un adulto mayor de 76 años, su esposa y el Instituto Popular de Capacitación, IPC. 

UBPD
Foto: Comunicaciones UBPD

“En desarrollo del Plan Regional Centro de Antioquia, capítulo suroeste -que está siendo construido junto a personas buscadoras y organizaciones de la sociedad civil-, la UBPD realizó esta acción humanitaria como parte de la estrategia ‘Red de Apoyo’ para fortalecer las condiciones de participación de las organizaciones y contribuir a la satisfacción de los derechos a la verdad sobre la suerte y paradero de las personas desaparecidas, y a la reparación de las personas que les buscan”, explicó Luz Marina Monzón Cifuentes, directora de la Unidad de Búsqueda. 

De acuerdo con la investigación extrajudicial, en marzo de 1998 la víctima se trasladaba en un vehículo de servicio intermunicipal por el suroeste de Antioquia, región en donde buscaba trabajo. Durante el trayecto, el vehículo fue interceptado por un grupo paramilitar, que después de asesinarlo lo arrojó a un río pedregoso.  “Esto acá es un cementerio”, asegura un campesino de la región en referencia al afluente que cruza frente a su finca.  

Foto: Comunicaciones UBPD

Transcurridos varios días, miembros de la comunidad encontraron el cuerpo y lo sepultaron en un predio vecino al río. Lo cubrieron con una lona que protegió el cuerpo estos 23 años  y allí levantaron una cruz blanca de madera, que sirvió de referencia para ubicar el punto de interés forense. Quienes en su momento vieron el cuerpo de la víctima aseguraron que se trataba del sobrino de un agricultor que residía a 40 minutos de la zona. 

Foto: Comunicaciones UBPD

Las noticias que recibió el  tío, quien hoy tiene 76 años, coincidieron con la ausencia de su sobrino. Le describieron las características físicas del cuerpo encontrado en el río y, al parecer, guardaban correlación con las de su pariente. Desde entonces emprendió una lucha en diferentes entidades por recuperar el cuerpo. 

El tío tomó por costumbre visitar el sitio donde presuntamente se encontraba el cuerpo del joven, limpiaba la tumba y la cruz, y le dedicaba  una oración a su ser querido. Así lo hizo cada año salvo en dos ocasiones: cuando tuvo miedo de ingresar al predio debido a la presencia de actores armados y, hace un año, cuando enfermó de covid-19 y su vida estuvo en riesgo. 

“Haber esperado tantos años y haberlos encontrado a ustedes, que la Unidad de Búsqueda haya llegado, tengo que agradecerlo mucho. Hoy me siento muy feliz, como si me hubiera bañado en el río. La oscuridad se despejó y yo me siento contento”, escribió el tío en su Bitácora de la Búsqueda que construyó junto con la UBPD.

Esta solicitud de búsqueda fue documentada e hizo parte de un informe entregado a la Unidad de Búsqueda “Por medio de la ‘Red de Apoyo’,  una alianza estratégica entre la Unión temporal IPC-OIA y la Unidad de Búsqueda, el tío de la víctima nos cuenta la historia en 2020. Nos acercamos a él y tenía ya mucha documentación pero la búsqueda aún no le había dado frutos.  Él ya había perdido las esperanzas, pero se animó a participar y así documentamos su caso”, indicó Luz Nelly Osorno, representante de la Unión Temporal IPC-OIA (Organización Indígena de Antioquia), integrante de la Red de Apoyo nodo Medellín. 

La Unidad de Búsqueda contrastó la información de la solicitud de búsqueda con fuentes adicionales y, una vez logró corroborar la información, se trasladó con el equipo forense hasta la fosa clandestina y realizó labores de exploración del terreno y recuperación del cuerpo. En efecto, las estructuras óseas estaban debajo de piedras y de una lona con la que la comunidad había cubierto a la víctima 23 años atrás, como lo indicaba la investigación extrajudicial. La UBPD pudo establecer que el cuerpo recuperado no había completado su fase biológica de crecimiento.

El cuerpo fue entregado en Medellín al Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses para avanzar en su identificación.

Solicitudes de búsqueda:

¿Buscas a una persona dada por desaparecida por el conflicto armado?

Acerca de la UBPD:

Conoce cómo hacemos la búsqueda humanitaria en Colombia

Sedes:

Conoce cada una de las oficinas y los equipos territoriales que tiene la UBPD en todo el país.