septiembre 15, 2023

La Unidad de Búsqueda y el IPC realizan encuentro de familias buscadoras de Nechí y El Bagre

El Plan Regional de Búsqueda del Bajo Cauca Antioqueño comprende los municipios de Caucasia, Cáceres, Tarazá, El Bagre, Nechí y Zaragoza, donde el universo estimado de personas dadas por desaparecidas para la región asciende a 2.095 personas.
  • El Plan Regional de Búsqueda del Bajo Cauca Antioqueño comprende los municipios de Caucasia, Cáceres, Tarazá, El Bagre, Nechí y Zaragoza, donde el universo estimado de personas dadas por desaparecidas para la región asciende a 2.095 personas.
  • El municipio que reporta el mayor número de personas dadas por desaparecidas es Tarazá.  
  • La formulación de este Plan ha contado con aportes de organizaciones sociales de la subregión, instituciones y miembros de la comunidad recogidos a través de jornadas de cartografía social, líneas de tiempo, entrevistas, grupos focales, entre otras metodologías.

Caucasia (Antioquia), 15 de septiembre de 2023 – @UBPDColombia. Ana Isabel Martínez desapareció la tarde del 23 de septiembre de 1993 en la vía entre Moquí Arriba y Puerto Claver, en el municipio antioqueño de El Bagre. Ese día, como muchos otros, había terminado de vender carne, queso y chance. Se dirigía a Puerto Claver a reencontrarse con sus cinco hijos y su pareja cuando el carro en el que se transportaba fue retenido, la sacaron del mismo y se la llevaron. Ahí comenzó el camino de la búsqueda para su hijo Moris Martínez Barrientos.

“Nos llega la noticia a través de una hermana de mi padrastro. Después de más de dos horas de búsqueda, unas personas nos advirtieron que por los lados donde estábamos no podíamos entrar porque había minas”, recordó Moris.

Ana Isabel Martínez, una mujer indígena de cabello largo, “era sociable y trabajaba mucho por mis hermanos pequeños. Ellos, cada 8 días, estrenaban ropa, hacía todo por sus hijos. Todo lo mantenía al día y era muy querida en el pueblo”, relató Moris, quien tenía 20 años cuando su mamá fue desaparecida; era el mayor de los cinco hermanos, conocía del trabajo en el campo y sabía sortear las dificultades de vivir en una región como el Bajo Cauca Antioqueño.

Foto: Comunicaciones UBPD

En 10 años de búsqueda, Moris Martínez ha tocado varias puertas, ha recorrido muchos caminos para encontrar a su mamá. Hace algunos meses conoció a la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas -UBPD- a través de una lideresa en el corregimiento Puerto Claver. “Ella sabe de mi búsqueda y de todo lo que he hecho, me habló de la Unidad de Búsqueda y entendí que podía ser una oportunidad”, aseguró.

Moris hizo parte del Encuentro de Experiencias de Búsqueda que realizaron el Instituto Popular de Capacitación (IPC) y la UBPD en Caucasia, donde se reunieron más de 17 familias buscadoras de los municipios de Nechí y El Bagre que compartieron sus experiencias y expectativas en el proceso de búsqueda, así como la importancia de tejer redes comunitarias y sociales para encontrar la verdad.  

En el encuentro se realizó, además, una jornada de toma de muestras de ADN con el fin de recopilar sus datos y cotejarlos con el banco de perfiles genéticos de personas desaparecidas, administrado por el Instituto Nacional de Medicina Legal, y de esta forma avanzar en la búsqueda de sus seres queridos.

Foto: Comunicaciones UBPD

“Si bien existen diferentes métodos para la identificación de personas dadas por desaparecidas, el aportar la muestra de ADN es fundamental en el camino de la búsqueda dado que permite identificar a personas gracias a su composición genética única que solo comparten con sus familiares más cercanos. En Colombia reposan aproximadamente 30 mil cuerpos sin identificar en los laboratorios de Medicina Legal y otros lugares de inhumación, por lo cual se debe alimentar el Banco de perfiles genéticos de desaparecidos con las muestras de todas las personas que estén buscando un familiar, pues cada cruce positivo representa el alivio del sufrimiento para esa familia”, afirmó Jéssica Sulay Sánchez Mora, coordinadora de la Unidad de Búsqueda en la subregión del Bajo Cauca Antioqueño.

Los aliados en territorio

La labor de la búsqueda es una tarea que requiere aliados territoriales que realicen sus acciones con confianza, transparencia y en especial centrando su mirada en las víctimas. En el Bajo Cauca Antioqueño, la Unidad de Búsqueda tiene convenio con el IPC para aunar esfuerzos que fortalezcan la participación en la búsqueda con comunidades campesinas e indígenas, en el marco del Plan Regional de Búsqueda de la región.

“El IPC es un aliado importante por la trayectoria en esta subregión y la confianza que las comunidades han depositado en este instituto. La experticia del IPC nos aporta una clara lectura del contexto en los territorios priorizados, así como el mapeo y caracterización de sitios de interés forense a través de metodologías de trabajo comunitario que contribuyen con la búsqueda, como líneas del tiempo, cartografía social, entre otras”, puntualizó la coordinadora.

Te puede interesar

Norte de Santander

UBPD y JEP han recuperado 211 cuerpos de presuntas víctimas de desaparición en el Cementerio de Cúcuta

En un trabajo articulado, las dos entidades intervinieron 10 de 22 puntos de interés forense inicialmente identificados en el camposanto.

Magdalena

Inscripciones abiertas al seminario internacional ‘Conocimientos e innovación para la búsqueda’

Este evento gratuito tendrá lugar en la ciudad de Santa Marta los días 14 y 15 de marzo de 2024. Cupos limitados.

Solicitudes de búsqueda:

¿Buscas a una persona dada por desaparecida por el conflicto armado?

Entrega de información:

¿Tienes información acerca de una persona dada por desaparecida por el conflicto armado?

Acerca de la UBPD:

Conoce cómo hacemos la búsqueda humanitaria en Colombia